SEX CONSUM: CONTROVERSIAS EN LA PRAXIS SEXOLÓGICA

Ester Pérez Opi *

El pasado 30 de Noviembre y en el marco de las Jornadas Internas de la AEPS celebradas en Avilés tuvimos la oportunidad de asistir a una mesa desarrollada bajo el título “Sex consum: Controversias en la praxis sexológica” y en la que se abordaron y debatieron algunas cuestiones controvertidas en el ámbito del mercado y consumo erótico y los lindes en cuanto al uso en las intervenciones sexológicas.

Para ello contamos con la presencia  por un lado de Aitzole Araneta que nos habló de su experiencia en una tienda erótica y relató cuestiones concernientes a los usos de parafarmacia, juguetería y literatura erótica en la misma, así como por otro a Iván Rotella, que nos habló de la participación de sexólogas/os como reclamo en los medios de comunicación.

Vivimos tiempos en los que el consumo de mercadotecnia relacionada con la erótica y la sexualidad abruman tanto a nivel de profesionales de la sexología como a nivel de usuarios. No cabe duda de que la oferta y la publicidad subyacente no tiene escrúpulos a la hora de manipular al potencial cliente para aumentar sus ventas.

Nos referimos en particular a todo el campo relacionado con los artículos de juguetería erótica, literatura erótica, fármacos de potenciación erótica y todo ello bajo el paraguas de la publicidad e información reflejada en los medios de comunicación que se hacen eco de estas nuevas posibilidades de consumo promoviendo su uso y divulgación bajo el lema “alcance mayores cotas de placer” o bajo la oculta orden de  “usted debe disfrutar más”.

El profesional de la sexología no puede permanecer al margen de estos fenómenos ni colaborar desde su silencio a su sobredimensión y utilidad.

Desde la sexología sustantiva, nos planteamos qué papel estamos jugando los profesionales, cómo colaboramos en la difusión del fenómeno, cómo interaccionamos con ese mercado promocionando entre nuestros clientes su uso, y cuál es o debería de ser el mensaje que queremos trasmitir cuando somos llamados por los MMCC para comentar estas cuestiones.

Algunas de las cuestiones abordadas y conclusiones que allí se oyeron, fueron entre otras, la reflexión sobre el cómo se trasmite la creencia al usuario de que el juguete puede “solucionar el problema”, y la vinculación del mismo al concepto de salud sexual, de manera que las personas usuarias de juguetería erótica pueden sentir que son personas sexualmente saludables y no pervertidas o desviadas, creencia asociada anteriormente a este fenómeno. Así mismo nos relataba Aitzole Araneta que es importante para el sexólogo/a que atiende en este tipo de enclave buscar la demanda implícita que trae el usuario, y no limitarse a vender el producto, “lo importante es el jugador, no el juguete” (sic). Supo compartir con todos los presentes las inquietudes y contradicciones vividas ya que es difícil para un sexólogo profesional verse abocado a vender un producto bajo unas directrices que conceptualmente no comparte, y el consiguiente temor a perder la pureza sexológica.

En cuanto al segmento de intervención que afrontó Iván Rotella, si hay algo que estuvo sobre la mesa con mucho asentimiento por parte de los presentes, fue la gran capacidad de manipulación que muestran lo MMCC y cómo llegan a tergiversar nuestras intervenciones para decir al lector u  oyente aquello que les interesa porque vende más, y que con demasiada frecuencia dista o guarda poca fidelidad a lo dicho textualmente por el profesional. En este sentido se nos animaba a no esperar a que los MMCC se acerquen a nosotros en busca de la noticia, sino a ser nosotros los que nos acerquemos a ellos para darles la noticia, lo que realmente queremos trasmitir por escrito, para evitar de esta manera posibles errores de interpretación o redacción.  Así mismo, y en cuanto a las apariciones de profesionales de la Sexología en programas de TV de máxima audiencia señalaba como muy importante el suscribir un contrato cerrado en el que conste la postura que vamos a defender.

En resumidas cuentas, la exposición de los ponentes fue tremendamente clarificadora en cuanto a las controversias planteadas, y ni que decir tiene que el debate posterior que se suscitó entre los asistentes al hilo de las cuestiones abordadas llenó de riqueza una mesa interesante y a la postre muy entretenida.

* Presidenta de la AEPS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s