Reseña: “APUNTES SOBRE SEXUALIDAD Y DISCAPACIDAD EN EL ENTORNO ESCOLAR. Una primera aproximación”

‘Apuntes-sobre-sexualidad-y-discapacidad-en-el-entorno-escolar%u2019

Javier Bengoa Larrañaga*

APUNTES SOBRE SEXUALIDAD Y DISCAPACIDAD EN EL ENTORNO ESCOLAR. Una primera aproximación”
AUTORA: INMACULADA RUIZ DE LEZANA
CERMI Cantabria, 2018

 

Cambiemos la mirada para reconocer a las personas con discapacidad como chicas y chicos con su posibilidad de conocerse y vivir expresándose como tales”.

En la mayoría de las ocasiones, los mejores resultados surgen de la sinergia, como es el caso de este libro, que nace de la colaboración entre la Consejería de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Cantabria, el CERMI Cantabria como movimiento social de la discapacidad y la propia autora, Inmaculada Ruiz de Lezana, que aporta desde su sólida trayectoria el saber de la ciencia sexológica.

Se trata de un “documento sencillo”, tal y como señala el Consejero de Cultura en el saludo inicial. Pero sencillo no quiere decir simple, ya que desde la sencillez, a lo largo de sus once capítulos, este libro aporta elementos claves para mejorar la educación sexual de las personas con discapacidad en edad escolar.

En la presentación, dando por hecho la importancia de la sexualidad en todos los procesos y relaciones vitales, se remarca el beneficio que supone para toda la sociedad el hecho de incluir la educación de la sexualidad para todas la personas independientemente de sus capacidades. El objetivo de esta publicación es facilitar que los equipos educativos den los primeros pasos para que efectivamente la dimensión sexual se incluya en el entorno escolar.

Con la pregunta ¿qué hacemos con el tema sexual? del capítulo dos, brevemente sitúa el momento actual de confusión reinante con los diferentes modelos de acercarse a lo sexual, confrontado con la evidencia y consideración de la importancia de dar respuesta a la dimensión sexual.

En escasas dos páginas del capítulo tres se condensan los puntos de partida básicos para superar las inseguridades reflejadas en el capítulo anterior y nos nutre con con un saberes sexológicos básicos:

  • Nuestro sexo es un hecho que se desarrolla en el proceso de sexuación, desde el que tomamos conciencia propia y del otro motivándonos a la relación.

  • Nuestro sexo nos diferencia, considerando un valor la diversidad que este aserto supone.

  • Nuestro sexo nos lleva a la relación. Porque nos sexuamos nos identificamos como niños o niñas y porque somos reconocidos como tales, tomamos conciencia de sí y conciencia de los demás. Es lo que posibilita nuestra condición vincular y relacional aportándonos los beneficios del vínculo, la comunicación y el placer compartido.

  • Nuestro sexo nos satisface al ser reconocido en un grupo de iguales y al experimentar las sensaciones placenteras de nuestro cuerpo. Experiencias vitales claves que dan estructura a nuestra identidad a la vez que el entorno nos valida.

Me parecen claves las cuatro palabras que gráficamente resumen este capítulo, que más que palabras son conceptos con un gran contenido: diferencia, anhelo, encuentro y sinergia.

Estos hechos fundamentales suelen quedar al margen cuando se habla de sexualidad y discapacidad. En este capítulo cuatro se resumen los mitos de la sexualidad “especial” de las personas con alguna discapacidad. Falsas ideas que se traducen en una sobreprotección que puede conducir a la vulnerabilidad que se trata de evitar. La educación sexual es un derecho fundamental para una vida buena.

En el capítulo cinco, algo más extenso, se exponen las consideraciones básicas sobre la sexualidad y discapacidad. Aunque obvio, me parece fundamental que parta de la idea de que las chicas y chicos con alguna discapacidad son sexuados desde el mismo nacimiento y no se diferencian del resto de chicos y chicas. Los que estamos en el ámbito de la discapacidad, sentimos que nos repetimos al aseverar que la diferencia está en las consecuencias que la sobreprotección y el silencio hacia lo sexual traen a sus vidas. En este capítulo transforman estas consecuencias en consideraciones y se ofrecen algunas pautas para llevarlas a cabo:

  • Acreditación de la sexualidad: cambiando nuestra mirada y considerándoles como chicos y chicas.

  • La intimidad, aspecto esencial para el desarrollo personal cuyo disfrute hay que facilitar a la vez que permitir experimentar la diferencia entre lo íntimo y lo privado.

  • Conocimiento del propio cuerpo y el del otro sexo que facilitará el reconocimiento de las situaciones eróticas.

  • La socialización facilitada por los espacios inclusivos donde se aprende a convivir y a relacionarse.

  • Acompañar en las experiencias de aprendizaje en los ejes fundamentales de placer-dolor e intimidad-socialización que preparan para vida y para la toma de decisiones. Propone una construcción de la experiencia del sí, en lugar de centrarse en el aprendizaje del no.

La autora señala que todas estas consideraciones contribuyen al proceso de hacerse hombre o mujer con una identidad única, con unas habilidades para la toma de decisiones, con derecho a disfrutar del propio cuerpo y con las habilidades para relacionarse y disfrutar del potencial sensorial y erótico. Aspectos claves para una vida de calidad y también de prevención ante la vulnerabilidad al abuso.

En el capítulo 6 desarrolla brevemente las orientaciones para una educación sexual inclusiva que cito a continuación:

  • La verdadera comunidad educativa somos todos

  • Los protagonistas en el centro son los chicos y chicas desde su diversidad e individuación inician el aprendizaje de la autodeterminación y la autonomía.

  • Proporcionar experiencias de aprendizaje sexual incluyentes e incluidas para ensayar la toma de decisiones sobre la propia vida sexual.

  • Colaboración de las familias que se corresponsabilizan del proceso

  • El profesorado como agente facilitador de la transmisión de contenidos y valores sexuales.

  • Marco teórico y criterios pedagógicos: la Sexología aporta el marco teórico desde un modelo positivo de cultivo de la sexualidad. Para no basarnos sólo en la buena voluntad, unos buenos criterios pedagógicos y una programación para garantizar el aprendizaje significativo, serán fundamentales.

  • El compromiso del centro es crucial para que la educación sexual se asiente de verdad en la cultura del centro y se proponen las fases para la conformación del programa de educación sexual adaptado a su propia realidad.

Interesante y fundamental, aunque tal vez un tanto utópica, la aportación desarrollada en el capítulo 7 de crear entornos amables de crecimiento y experimentación para que la educación sexual desarrollada en la escuela no se quede ahí y que desde esta perspectiva comunitaria se convierta en una realidad en la vida.

En el capítulo ocho se ofrece un ejemplo de un itinerario de aprendizaje de una competencia a desarrollar tomando como base el contenido sexológico básico que es el cuerpo, secuenciado según etapas y contextos educativos (personal, escolar y comunitario).

Y no podía faltar un capítulo referido a pautas para la prevención de situaciones de abuso. El mensaje de esta capítulo nueve es claro, es necesaria la educación sexual desde la infancia para las niñas y niños con discapacidad para prevenir los posibles abusos, con elementos claves como el respeto a su privacidad y el aprendizaje de sus deseos. Aunque el enfoque primordial es el de la prevención, se transcriben aquí las orientaciones dadas por la guía elaborada por FEAPS (Madrid, 2013) a tener en cuenta cuando se produce un abuso.

Además, en el capítulo diez ofrece una interesante bibliografía que permite profundizar en los temas esbozados.

Termina este cuaderno con un acertado anexo en el que se recoge el ideario de buenas prácticas en atención a la sexualidad de las personas con discapacidad elaborado en 2016 por CERMI Cantabria y el Ayuntamiento Santander, con el asesoramiento de la propia autora. Me parece interesante enumerar aquí dichas buenas prácticas por la importancia de las mismas:

  • La sexualidad es parte esencial de la vida de cada persona, con o sin discapacidad.

  • Las personas con discapacidad pueden disfrutar plenamente de todos los derechos y libertades fundamentales, también del derecho a tener una vida afectiva, sexual e interpersonal plena.

  • Las familias y los profesionales debemos reconocer que las personas con discapacidad son personas sexuadas, sexuales y eróticas.

  • La educación sexual es fundamental desde las primeras edades y en los diferentes contextos en los que la persona crece y participa.

  • Urge que escuchemos a las personas con discapacidad respecto a sus deseos en la esfera privada de la afectividad y la sexualidad.

  • La prevención de situaciones de abusos o violencia sexual exige respuestas sociales conjuntas y unánimes.

  • Es necesario garantizar la protección de sus espacios de intimidad, así entidades y asociaciones respetarán esos espacios.

  • La participación de las personas con discapacidad requiere un compromiso firme.

En definitiva, creo que esta publicación ofrece elementos con criterios de calidad y de suficiente calado teórico y práctico, para poner en marcha el proyecto de educación sexual que mejor se adecúe a cada contexto socio-educativo. Tal y como señala la autora en la nota final, este documento propone “una mirada concreta” para promover los enunciados que en él se recogen, unas “actitudes de apertura” que suponen la consideración de ciudadanos y ciudadanas de pleno derecho de las personas con discapacidad.

Una primera aproximación”, como reza el título. Pinceladas esbozadas que, como las preciosas ilustraciones que acompañan la guía, proponen los primeros renglones para acompañar a las personas con discapacidad en el desarrollo de su singular biografía sexuada, tan singular como la de cualquiera.

De nosotros depende asumir este reto para seguir escribiendo y hacer realidad en el siglo XXI la consideración de las personas con discapacidad como hombres y mujeres sexuados y su reivindicación de ser protagonistas y dueños de su propia sexualidad.

 

*Sexólogo y psicólogo de Gorabide

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s