“Consideraciones sobre pederastia y deseo erótico: de la genealogía grecolatina a la perversión postmoderna.”

José Luis Beiztegui Ruiz de Erentxun. Sexólogo.[1]

La primera observación que he de hacer, y a la cual me adelanto, es apuntar a la posible desazón de aquellos lectores que hayan previsto un análisis extenso y profundo del tema que nos ocupa. Solamente pretendo sobrevolar “a vuelo de pájaro” acerca de algunas ideas marco que nos ayuden a hacer ciertas distinciones y matizaciones en el abordaje de conceptos relacionados con el deseo erótico y la pederastia tanto desde un punto de vista histórico-semántico como desde las numerosas torsiones abusivas a los que este concepto ha estado y está sometido. Por lo tanto, procuro abordar desde una perspectiva crítica y a la vez nutritiva múltiples aspectos al derredor de estos dos conceptos, pederastia y deseo erótico, vinculados entre sí.  Ser conscientes de la tergiversación y corrupción semántica de la terminología al uso nos sirve también de elemento propulsivo para meternos de lleno en otras parcelas o territorios dotados de un alto grado de relevancia y posibilidad reflexiva: ¿a qué o a quién responde la manipulación, trufada de connotaciones negativas y sépticas, a la que son sometidas las palabras y por tanto, las vivencias y experiencias? ¿por qué opacar una gran parte de los análisis para poner el foco en aquello que resulta extraño, enfermo, sucio o perverso? ¿por qué adulterar la descripción holística de los fenómenos que designan los conceptos y distorsionar, manipular o alterar torticeramente su significado? A veces, sólo pienso que es manifiesta ignorancia. Otras, que aparte de desconocimiento coexiste siniestro interés biopolítico. Sea como fuere, la ignorancia de estos tiempos en los que todos corremos es de palpitante actualidad: basta, burda y omnipresente. Como Demetrio, “el Cínico”, me gusta decir de las personas que carecen de cultura: “da lo mismo que hablen o se tiren pedos”. No entraré en perfilar las matizaciones políticamente incorrectas de tan hábil y divertida frase demetriana. En cualquier caso, él era un cínico y yo, desde hace un tiempo, también.

Volviendo al asunto que me ocupa y circunscribiendo este pequeño artículo a la sencillez de apuntar unas sencillas ideas clarificadoras, me dejo a mí mismo o a otros inquietos escribidores el desarrollo extenso de estos “fugaces destellos” en un futuro próximo. Sigue leyendo

Anuncios

Reseña: “HOMBRES VÍCTIMAS Y MUJERES AGRESORAS”

“Hombres víctimas y mujeres agresoras”

La cara oculta de la violencia entre los sexos

María de la Paz Toldos Romero. Ed. Cántico, 2013

José Luis Beiztegui Ruiz de Erentxun*hombres-víctimas-y-mujeres-agresoras-la-cara-oculta-de-la-violencia-entre-sexos

El título de la obra, “Hombres víctimas y mujeres agresoras” ofrece ya en sí mismo una franca y rotunda declaración de intenciones. Sin titubeos, disimulos o  distracciones que puedan conducir a duda alguna, María de la Paz Toldos nos ofrece un libro aguerrido, valiente y solvente a la hora de analizar el fenómeno de la violencia desde perspectivas múltiples y diversas.

Sigue leyendo

Editorial Isesus: Bienvenida!

José Luis Beiztegui Ruíz de Erentxun*

Me gustaría dar la bienvenida a esta nueva iniciativa empresarial al servicio de la Sexología, y más concretamente, al, desde y para el servicio de la Sexología Sustantiva. Ni todo tiene que ser sustantivo, ni toda la sustancia sexológica ha de emerger desde la misma. Pero sí que ella, la Sexologia Sustantiva,  ha de erigirse como piedra angular y referente central de la nueva epistemología que contempla, estudia y se acerca a los sexos. Confío que al albur de esta centralidad, condimentada e ilustrada por conocimiento sexológico de variado tipo, la recién nacida editorial ISESUS cuente con el mayor de los éxitos posibles en el futuro más cercano y en el más lejano. No olvidemos que todos estamos implicados en esta tarea; no sólo sus promotores. Que tenga largo recorrido también depende de nosotros: apoyando de los múltiples modos disponibles a una de las pocas editoriales de temática sexológica en el mercado, colaborando con sus promotores, gente de la casa, en todo lo posible, aportando conocimiento sexológico en alguna de sus publicaciones, etc.  Jugar a hacer sexología de mercadillo es fácil, pero jugar a hacer Sexología profesional, rigurosa y científica, se vuelve, todos lo sabemos, más complicado, en  tiempos donde parece que lo que toca es hacer del cerebro sexopensante un adorno floral disponible en cualquier zoco de  ciudad.  Son pocas y escasas las fuerzas a nuestro favor. Aprovechemos las que tenemos y no desperdiciemos las contadas oportunidades que gozamos de poder ser altavoces y transmisores de aquello en lo que creemos, defendemos y apasiona. Vaya por delante, pues, el reconocimiento y agradecimiento a esta nueva editorial.

* Sexólogo- Psicólogo. Biko Arloak. Miembro de la Junta Directiva de la AEPS.

Reseña: “GENUS, GENITALES Y GENERACIÓN”

Joserra Landarroitajauregi Garai. Colección “Comprimidos de sexo para pensar”. Comprimi2.1. Editorial Isesus.

CubGENUScopia

José Luis Beiztegui Ruíz de Erentxun*

Escribir un libro de calidad centrado en la idea del “sexo de toda la vida” podría resultar para el sexólogo avezado  una provocación, una irreverencia o un dislate. La cuestión es que, como en casi todos los asuntos sujetos a minucioso análisis,  la relevancia de una idea, discurso, concepto, materia o realidad depende de la perspectiva y de la profundidad con la que se observe, se trate y explique. “Genus, genitales y generación”, aunque no sólo, es un libro que habla de genitales, clítoris, gónadas, género, concepción, anticoncepción, menstruación; sí, pero desde una visión rigurosa, completa y genuina, a la vez que vertebrada y lustrada  desde la perspectiva de la Sexología Sustantiva. Precisamente, es sólo ella, la Sexología Sustantiva, la que nos da el código preciso para poder entender e interpretar el verdadero significado de toda la obra. Por ello mismo, y entre otras razones, emerge su carácter de lectura indispensable. Leer sobre genitales y generación puede ser actividad exquisita para un sexólogo y en el presente caso, sin duda, lo es. Vigorosos en la batalla contra la visión del sexo como “locus genitalis” nos despistamos y terminamos haciendo el canelo  olvidándonos de que somos parte material, cuerpo, fluído, gónada o genital. Y nos olvidamos también que lo que hace a Genus algo maravilloso es la perspectiva desde la cual se contempla. Genus y Sexología Sustantiva: una bella relación, reflejada, sin duda, en esta obra.

* Sexólogo- Psicólogo. Biko Arloak. Miembro de la Junta Directiva de la AEPS.