Un Dios sin almas es como un pastor sin ovejas

Mikel Resa Ajamil *

Hace pocos días salió a la palestra un artículo zafio y cerril titulado “La educación afectivo-sexual en España, una corrupción en voz alta”.

Como comprenderéis y si habéis tenido acceso a él, no pienso entrar en los pseudoargumentos esgrimidos en dicho artículo porque de lo banales y espurios que son, no me merecen respuesta coherente ni científica alguna.

Pero si me lo permitís, si deseo sumergirme en el trasfondo de este vago discurso  adoctrinador. En lo que realmente subyace, a mi entender, el verdadero intríngulis de la guerra santa contra la educación de los sexos. Sigue leyendo